No Walls, No Limits by Héctor

Archive for diciembre 2009

Dice una canción entre su letra:

“Seguir siguiendo al corazón, seguir creciendo y esquivando las rutinas, seguir soñando en el rincón…detrás de lo que siento, cada tanto muero y aqui estoy…tantos atajos esquivé, tantos incendios provoqué, tantos fracasos me probé…Por esos dias por venir por este brindis para mí…porque los dias se nos van…quiero desear otra noche como esta y por mi vida…

Por que el 2009 me dejó, haciendo mi balance anual, muchas cosas buenas, no me puedo quejar, me dio trabajo, más amigos, más gente nueva igual de interesante como para pensar en ellas como parte de mi vida…dudas, amores fallidos, mucha fiesta, viajes, aprendizajes y sobre todo nuevas metas por cumplir.

A pocas horas de que termine el 2009, estoy en un lugar donde comencé el 2009, el lugar donde nací, que al regresar luego de un largo año, me parece que ha cambiado mucho y a la vez nada, me sigo topando con la misma gente, las calles que recorro no son las mismas de hace años, pero sí el camino.

Los recuerdos me invaden de una forma nostálgica, pero feliz de que puedo decir que hice muchas cosas de las que me propuse, en mis tiempos y en mis términos, así que por eso me permito desear más cosas este 2010 con la firme intención de lograrlo.

Agradezco a todos aquellos y aquellas que por alguna u otra razón me hicieron aprender más cosas, conocerme y entenderme, a todos los que me hicieron enojar por hacerme ver mis errores, a todos los que dijeron NO para que yo dijera SÍ, a todos los que me levantaron, y los que me tiraron también porque siemrpe es bueno levantarse. A todos los que me hicieron reir, llorar, gritar, cantar, bailar…a todos gracias y mis mejores deseos para ustedes en el 2010.

Son 12 las campanadas, son 12 los deseos, dentro de los cuales están todos mis amigos, conocidos, mi familia y bienvenidos a todos los que llegarán en este 2010 a seguir creciendo esto que llamamos amistad.

FELIZ 2010 DESDE DONDE ME SIENTO CADA VEZ MEJOR…

No pongo nombres porque no sabrán quiénes son, pero si lo lees y me entiendes, sabes que esto es para ti y para ti y para ti…

Anuncios
Etiquetas:

Por Héctor Ledezma

¿Sí o no?, ¿Justo o injusto?, ¿Vale la pena?, ¿Derecho?, ¿Libertad? Todo esto incluye a la aprobación que se hizo el día 21 de diciembre por parte de la ALDF del matrimonio y la Adopción Gay. Fue un largo debate entre panistas y perredistas, al final se impusieron los segundos y se aprobó eliminar el artículo 391 del Código Civil que dice: “Para los efectos de este artículo, no procede la adopción cuando los cónyuges o concubinos sean del mismo sexo”.

El artículo 146 también fue modificado. Define que “el matrimonio es la unión libre de dos personas para realizar la comunidad de vida, en donde ambos se procuran respeto, igualdad y ayuda mutua. Debe celebrarse ante el juez del Registro Civil”. Este artículo elimina los términos hombre y mujer como base de la definición de matrimonio.

Finalmente, con 39 votos a favor del PRD y PT, 20 en contra de PAN, PRI y PVEM, y cinco abstenciones, el pleno de la Asamblea Legislativa aprobó la reforma al Código Civil del DF, que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo. Más tarde, 31 legisladores votaron a favor de la adopción, 24 en contra y nueve se abstuvieron.

Ecos de la aprobación

La comunidad LGBT está contenta, y no es para menos, esto va más allá de una marcha, de sentirse diferentes, o de exigir igualdad. Hay muchas cosas de la comunidad con las que no estoy a favor, pero ¿por qué diferenciarlos socialmente?, es decir, claro que tienen derecho a casarse, y si la adopción es para parejas, porqué no hacerlo también.

Homosexual no es sinónimo de promiscuidad, ni de obsceno, ni de pecado, ni de abuso sexual, es obvio que para adoptar se necesitan ciertos requisitos, que tanto puede cumplir una pareja heterosexual, como homosexual.

Es indignante escuchar comentarios en contra diciendo que se debe cuidar a los niños, ¿pues que no todos fuimos niños?, ¿por qué estigmatizar y prejuiciar y decir que eso les hará daño?, no hace más daño hacerlos crecer con prejuicios y mitos ¿?, con odio y discriminación. Cuántos de esos niños no serán homosexuales en un futuro y seguirán sintiéndose “raros”.

Más estúpidas son las ideas arcaicas que no aceptan que todo cambia, todo tiene una evolución, y si cada vez hay más homosexuales, tienen que cambiar las cosas. El señorón casi santo Onésimo Cepeda, dice que es una estupidez, que eso no es un matrimonio, porque la iglesia no lo reconoce, ¿y los ateos?, ¿los que no profesan ninguna religión?, ¿cree que les importa?, Nooooo.

El Vaticano dijo “Shhh”, silencio, no ha hablado, pero lo hará en su momento, y ya sabemos lo que dirán. Y conste que para nada soy alguien que sigue las causas desde las emociones, ni soy fan ni mucho menos, sólo que creo que si algo quieren defender lo hagan con hechos, y no diciendo tonterías que solo denigran.

Ni todos los gays son buenas personas, ni todos los heterosexuales, en todo hay de todo, pero no se vale generalizar. Creo es un avance en materia de derechos humanos e igualdad entre los ciudadanos.

Por Héctor Ledezma

Los juguetes sexuales tienen una gran variedad, sobre todo los femeninos, donde hay de todas formas, colores y hasta sabores. Poco se habla de los masculinos, que también existen y que al igual que en las mujeres cumplen el objetivo de erotizar, estimular y en ciertos momentos sirven para autocomplacerse, aunque muchos pueden ser usados en pareja.

Ellos también juegan, aunque puede que lo digan menos que las mujeres, a las que parece pertenecerles el monopolio de los juguetes sexuales, aunque no está de más que ellas lo sepan, para que juntos encuentren una forma para pasarla bien.

Existen desde bálsamos del amor, que son bebidas energéticas que funcionan como afrodisíacos naturales, y que sirven para estimular, aumentar el tiempo de erección y prolongar el placer. Entre los juguetes más vendidos están:

Anillos: Son suaves y firmes, se colocan alrededor del pene para mantener la presión suficiente, endurecer y prolongar erecciones. Los hay de varios colores y texturas, para todos los gustos y tamaños, ya que se adaptan perfectamente. Algunos incluyen vibrador que estimula el clítoris. Su precio depende del material, y de si vibran o no, los hay de piel desde 100 pesos, hasta más de 500.

Masturbadores: Es un soporte de masturbación masculina, existen en varios colores y texturas internas, por lo que no es algo que se pueda usar en cualquier lado, lo que sí, es que promete sensaciones realistas, los hay en forma de antorcha o tirador de cerveza. Su precio va desde los 200 hasta más de mil pesos.

Vibrador masculino: Su imagen no es la mejor, y esto porque tiene muchos prejuicios a su alrededor, algunos hombres tendrán la idea de rechazarlos, aunque sepan que es dueño de placer asegurado, sobre todo porque vibra. Los hay de varios tamaños y texturas. Se recomienda usar en pareja para perderle el miedo y ganarle confianza. Los precios son muy diversos, que varían de acuerdo al material y forma. Van desde los 180 hasta más de mil pesos.

Muñecas: Son las únicas con las que muchos hombres se permiten jugar, son cada vez más realistas, con medidas perfectas, cuerpo flexible, brazos movibles. Cabe destacar que son con el fin de obtener placer y nunca para denigrar a las mujeres. Su precio va de los 300 a los más de mil 500 pesos, el precio cambia de acuerdo al material y extras que pueda tener, como ropa, voz, entre otras cosas.

Los hombres también necesitan de autoplacer, de hecho siempre ha sido más común la masturbación en ellos, ya que es una necesidad física, que va más allá de si lo hace para llegar al orgasmo o para liberar tensiones. Lubricantes, masajes, entre otras cosas; además, la masturbación les permite controlar su eyaculación, ya que descubre su cuerpo y asegura el control.

La masturbación es algo que comparten hombres y mujeres, ellas lo hacen muchas veces con el fin de conocer su cuerpo. Numerosos estudios demuestran que las mujeres que practican la masturbación tienen una vida sexual mucho más activa y enriquecedora.

Cabe señalar que hacerlo en solitario no significa que sea para compensar la falta de relaciones sexuales, sino de disfrutar de un momento de placer a solas. Siempre con la convicción de que se puede incluir a la pareja como signo de confianza y complicidad.

¿Tu has usado algún juguete de los mencionados, los comprarías para autoplacer, regalarías a tu pareja uno?

Los encuentros sexuales que involucran a más de dos personas parecen estar al día, en Ventajas y desventajas de las relaciones abiertas, se comenta que esta forma de convivencia se caracteriza por contar con el permiso de la pareja para sostener un encuentro con un sujeto ajeno al matrimonio o noviazgo; y aunque el sexólogo y psicólogo Miguel Alejandro Espinosa Díaz aclara que no es sólo sexo, se puede llegar a confundir este tipo de relaciones y los swingers.

Es importante priorizar la definición que a su vez marca la diferencia entre una relación abierta y una cerrada: “Las parejas cerradas o tradicionales priorizan la fidelidad y la monogamia. Las parejas abiertas tienen libertad de expresar su gusto afectivo y/o erótico por otras personas (además de su pareja principal) e incluso tomando acuerdos de forma abierta con su pareja puede llegar a establecer cierto tipo de relación afectiva y/o erótica con estas otras personas sin que necesariamente deba existir un intercambio de parejas, es decir, están abiertas a la poligamia e incluso al poliamor” dice el sexólogo.

Por su parte, los swingers, según Espinosa Díaz, son parejas que intercambian a su compañero de relación con otras y pueden llegar o no al contacto sexual, esto es con conocimiento y consentimiento de las partes implicadas, nunca a la fuerza. Cabe decir que antes se denominaba “intercambio de esposas”, pero por lo sexista del término, se sustituyó por “intercambio de parejas”.

Yo quiero pero mi pareja no

Una de las reglas básicas de los swingers es que las personas involucradas estén de acuerdo, para esto se requiere mucha comunicación, sobre todo porque hay opciones múltiples: “Si una de las ellas no está interesada en las relaciones swinger porque no quiere ser intercambiada, pero no tiene problema en que su pareja lo haga, entonces acuerdan una relación abierta.

“Si por el contrario, no quiere acceder, y tampoco le gusta que su pareja lo haga tendrán que llegar a un acuerdo para ver como flexibilizan sus límites en alguna de las dos posturas, quizá un “juego de roles” donde se vistan de otras personas; la creatividad y sinceridad son factores claves” menciona el sexólogo.

La propuesta de un intercambio no es sencilla, se requiere de una apertura de sexualidad en todos los sentidos, estar informados del tema para quitarle mitos y prejuicios, la confianza, vivir sin apego y dependencia para que los celos no generen conflicto. Aceptar una relación swinger no es lo acostumbrado y por eso existe siempre duda, hay que preguntarse si de verdad se quiere explotar este tipo de relación y si se accede probar paulatinamente.

No hay que dejar de lado que en un intercambio de parejas está latente el que haya un gusto especial por alguna de las personas intercambiadas. De pasar esto, el amor por tu propia pareja no quedaría de lado si es que está presente, pero es un riesgo que se asume de antemano.

Swinger en la red

Existen sitios de Internet donde se pueden adentrar a el mundo swinger, también hay hoteles, revistas y fiestas. La idea es que previo al acto la pareja esté consciente de lo que implica, lo que puede significar, porque en estos casos se pueden confundir y entonces no entrar gustosos a dichas actividades.

Además de la participación activa, los intercambios también permiten el exhibicionismo y el voyeurismo, y tiene dos modalidades de acuerdo al grado de participación: soft swinging o soft swap -intercambio ligero, que sólo permite besos y sexo oral con una tercera o cuarta persona, pero no la penetración- y full swap, subdividido en open y closet dependiendo de si las -en principio cuatro- personas quieren practicar el coito en la misma habitación o sin que les vea su ‘pareja de siempre’.

De un total de más de 50 millones de personas interesadas en el swinging a nivel mundial según una encuesta del New York Times, uno de cada diez participantes de sitios swinger en Internet es una pareja, de estas, aproximadamente tres de cada diez parejas participantes han tenido en realidad experiencias swingers. Esta escasez de parejas en relación a los singles o solitarios han propiciado en los útlimos años un acoso y una presión sobre las parejas.

Un reportaje de Marie Claire muestra algunos aspectos de un local swinger en Madrid, donde se deja ver la discreción de esos lugares, la edad de los asiduos que va de los 30 a los 40 años y el ambiente que se necesita.

Código básico:

*Ambos miembros de la pareja deben estar convencidos en el intercambio

*A nadie se le puede obligar

*Las dos primera veces que se asiste a una reunión únicamente es como observadores

*Cuidar tu identidad tanto como la de tus conocidos entre la comunidad

*No mencionar que eres swinger a otras parejas que no lo practiquen

Las prácticas swinger no con algo extremo, y cada día es una práctica que se da de forma más común, aunque también muchas veces de manera oculta ya que socialmente no es bien vista.

Por Héctor Ledezma

Planteemos la siguiente escena: Hay una pareja, la cual se entiende perfecto en varios aspectos, se llevan bien, se quieren, se procuran. Uno de ellos, tiene relaciones sexuales con otra persona. En cualquier otro momento se diría que es una infidelidad y eso sería un problema. Pero en este caso no pasa nada, porque ellos tienen una relación abierta, por lo que no existe tal engaño. Siguen felices como pareja, mejor aún, cuando la tercera persona en cuestión sabe que existe esa relación y tampoco tiene problemas.

Las relaciones abiertas son aquellas en donde se establecen acuerdos. Son relaciones en donde sin dejar de ser pareja, ambos se permiten conocer a otras personas, tener otras prácticas sexuales, sin que esto sea motivo de ruptura o se vea como una infidelidad. Los dos están de acuerdo, no piensan en matrimonio ni en hijos, sólo en estar bien ellos.

El sitio ciudad.com.ar lo plantea también como una relación preferible, antes que una mentira o infidelidades. Las parejas que tienen una relación abierta aceptan que su eje, su prioridad y su lugar es esa relación. Lo que ellos aceptan es poder tener encuentros de tipo sexual con otras personas.

Parecen estar de moda, pero el sexólogo y psicólogo Miguel Alejandro Espinosa Díaz comenta: “A lo largo de la historia humana este tipo de relaciones se han dado en diferentes momentos y culturas, son más visibles ahora, sobre todo por el cuestionamiento a instituciones como el matrimonio, que es en apariencia menos funcional, y la permisividad social.”

Pros y contras

Las ventajas

Existe una sensación de libertad, ya que los celos y los apegos suelen manejarse de mejor forma.

Hay mayor conciencia respecto a la comunicación, la sinceridad, el respeto por la individualidad.

Se disfruta de una manera total de los momentos que se quieren compartir, lo que muestra un “quiero” y no un “debo”. “Lo que no quiere decir que en las relaciones cerradas no se den estos factores, aunque por experiencia, éstas últimas fomentan la dependencia.”

La pareja es capaz de comunicar sus deseos y fantasías sexuales, que no siendo necesariamente, exclusivas para su pareja.

Al no ser la fidelidad un valor, te permite apreciar en perspectiva las cualidades de tu pareja.

Si consiguen tener éxito en la relación, esta tiene más posibilidades de prevalecer que una relación que inicia y termina cerrada.

Pueden experimentar juegos y fantasías sexuales nuevas, invitar en pareja o por separado a otro u otros para cumplir sus fantasías.

Las desventajas

Pueden tener una mayor complejidad en la toma de acuerdos, ya que debe haber un determinado censo de lo que se permite y lo que no.

Si se llega a un punto donde no hay una conexión, puede haber choque de ideas.

No hay lugar para reclamos, ya que por algo se permitieron determinadas cosas; los celos, si aparecen, al no estar contemplados, te llevan a replantear la relación, haciéndole modificaciones.

Hay que ser cuidadosos en respetar las reglas del sexo seguro, ya que en un encuentro sexual sin protección, estás jugándote tu vida y la de tu pareja.

Existe el miedo de convivir con la idea de que la otra persona pueda enamorarse de alguna de las otras personas con las que tiene relaciones.

La presión social a la que es sometida esta relación puede llegar a afectar, incluso hasta darla por terminada.

Si tu autoestima no está fortalecida, y por consiguiente no tienes seguridad y muestras posesión o dominación, la relación puede convertirse en un problema serio.

¿Estás preparado para una relación abierta?

Si son mejores las abiertas que las cerradas, eso lo decide cada persona y su gusto por relacionarse. Ambas son buenas siempre que se participen con gusto y respeten acuerdos. La palabra infidelidad suele hacer ruido, pero “en las dos relaciones puede existir, aunque es menos probable en la abierta por la permisión.”

Un buen parámetro para saber si estás a gusto o estás preparado, es cuando es tu pareja la que tiene otros encuentros, porque una cosa es tener el permiso de hacerlo tú, y otra aceptar que tu pareja lo haga, algo así como: “Está bien que no te pidan explicaciones, pero… ¿Es tan sencillo cuando es uno el que no tiene derecho a pedirlas?”.

Del lado de la sexualidad en las relaciones abiertas puede expresarse de manera más libre, ya que al mejorar la comunicación, al existir mayor sinceridad, al estar acostumbrados a tomar acuerdos y al poder expresar el gusto afectivo y­/o erótico por otra persona “genera una relación con la sexualidad completamente distinta y mucho más libre de represiones”, finaliza Espinosa Díaz.

¿Qué opinas de las relaciones abiertas? ¿Estamos cerca de que el matrimonio, como lo conocemos actualmente, se deje de lado? ¿Una persona celosa podría aceptar una relación abierta?


ÉSTE ES HÉCTOR LEDEZMA…CONÓCEME

Twitter: @natheleo

Photobucket

Periodista y comunicólogo, editor, amante del tenis, de la vida, de la sexualidad como parte inherente al ser humano.

Comencé mi carrera en El Universal, en el sitio para jóvenes tva.com.mx, posteriormente llamado De10.mx donde fui redactor de sexualidad, además de reportero.

Coeditor en el sitio hiperlocal El Universal Del Valle, y en El Universal Estado de México.

Actualmente columnista de sexualidad y editor en el Semanario Hoy Valle de México del Estado de México.

Me gusta el teatro, el cine, la televisión, los espectáculos en general, por ello soy bloguero en Del Cielo a la Tierra

¿Qué hago en Twitter?

Error: Por favor, asegúrate de que la cuenta de Twitter es pública.

RSS No Walls, No Limits by Héctor

  • Novak Djokovic gana US Open a Nadal 13 septiembre 2011
    Por Héctor Ledezma Twitter: @natheleo Novak Djokovic confirmó que es el mejor tenista del 2011, porque ganó su tercer Grand Slam en la temporada, porque ganó a Nadal, rey del año pasado y porque no sólo eso, lo hizo seis veces en el año, lo que representó un batucazo al de Manacor. El partido de […]
    Hector Ledezma
  • Samantha Stosur nueva reina del US Open ante Serena Williams 12 septiembre 2011
    Por Héctor Ledezma Twitter: @natheleo Una final rápida, no era lo que se esperaba, el resultado no era el que decían los números, aunque por un lado tiene algo de lógica, Stosur era la preclasificada 9, y Williams la 28, no debía sorprender que le ganara, pero sí lo hizo. Serena Williams, quien estuvo casi […]
    Hector Ledezma

Top Clicks

  • Ninguna
Anuncios