No Walls, No Limits by Héctor

Posts Tagged ‘jovenes

Por Héctor Ledezma

La cercanía que puede tener tu pareja con tus amigos es algo normal, de hecho es parte de la aceptación que tienen unos con otros, de hecho, grandes amistades surgen de eso, pero cuando te gusta la pareja de tu amigo o amiga las cosas cambian, más si se llega al sexo.

De acuerdo con el sexólogo César Pérez, esta situación existe, pero no es tan común como cualquier otra actividad sexual, pues no se refiere únicamente a la infidelidad, sino que se involucra a personas cercanas, como lo es un amigo.

En la red, esas historias son muy comunes; en diversos sitios electrónicos, como Enfemenino.com se recopilan relatos de experiencias de ese tipo, como el siguiente:

“Un día andaba en una fiesta con mi novia, mi mejor amigo y su pareja. Hubo mucho alcohol, yo no tomé mucho pues era el conductor, y la novia de mi amigo tampoco. Terminó la fiesta, nos subimos al carro y fuimos a dejar a mi novia, a mi mejor amigo, quedamos su novia y yo.

(…) Cuando íbamos en camino me dijo que ella ya le había sido infiel algunas veces, me preguntó que si no me gustaba, le dije que era muy bella, entonces ella me besó, y como es muy guapa tuve una erección, ella me hizo sexo oral.”

Comentarios como este, reales o no, reflejan que es una fantasía que no es difícil de llevar a cabo, más si entre los dos hay una complicidad y gusto.

La fantasía puede quedarse ahí, ya que no depende sólo de uno, sino de dos para cumplirla; además, por obvias razones no es algo que compartas con tu pareja. Si no sucede, lo mejor es dejarlo pasar, olvidarlo, porque ¿para qué deseas externarlo, cuál sería el beneficio, a quién ayuda, cuál es el objetivo?

Un triángulo difícil de cuadrar

Ellas no se quedan atrás, también pueden encontrarse con que el novio de su amiga les gusta y que él, incluso, les tire la onda; pero pueden ser un poco más reservadas, al final, saben que ellas serán las que quedarán mal.

El sitio Sonpareja.com recomienda nunca enrolarse con una pareja ajena, menos si es de alguien tan cercano como un amigo, pues la amistad puede perderse y la “relación” también.

En el portal Nosotras.com también hay un relato que cuenta la historia de un hombre que tuvo sexo con la esposa de su mejor amigo. Un encuentro desenfrenado que describe “como animales en la cocina”.

En este caso todo comenzó con miradas que denotaban “algo”, hasta que los comentarios entre ellos subieron de tono y culminó con una sesión de sexo.

Si ocurre una situación parecida y tu amigo o amiga se entera, lo más seguro es que acabe esa amistad, así que antes de hacerlo piensa en la fuerza de su relación. Si se habla de sexo y de compartir a la pareja, se entraría en otro terreno y depende de cada uno, ya que es más un intercambio de parejas o incluso un trío, que puede funcionar sexualmente, pero no emocionalmente.

Las mujeres sufren más cuando se enamoran, pues para ellas no significa sólo sexo. La página Cosmohispano.com recomienda aterrizar y no soñar, por más que te guste o incluso estés enamorado.

Cabe destacar que el fantasma de “lo prohibido” puede estar rondando tu mente, ya que en general se tiende a querer eso que no se puede tener.

Si se es buena amiga o amigo, terminarás por darte cuenta que vale más una amistad, olvidarás la idea de la pareja de tu camarada y te alejarás. De más está decir que por más culpa que puedas sentir, lo mejor es no abrir la boca, pues es muy posible que tu amigo no pueda entenderlo.

Anuncios

dismorfofobiafotonota

Vaya, lo peor es que no tiene cura jaja, que malo, pero es que cómo curas eso. En fin, no dudo que muchos alguna vez se hayan sentido menos frente a tanta belleza que hay en el mundo. Todo parece tener una explicación. Salió en el mundo.es, una nota sobre el Síndrome del Espejo, chequen:

El síndrome del espejo es más común de lo que se piensa en esta sociedad, obsesionarse con encontrarse defectos cuando se mira en ellos es uno de los factores que más describen a este “mal” ya que conlleva una serie de problemas psicológicos en donde se busca cubrir la necesidad de sentirse atractivos.

Muchas personas lo padecen y no será difícil reconocer sus síntomas, el simple hecho de tomar un espejo y contemplarnos hace que uno reconozca sus debilidades, pero puede llegar a ser incluso peligroso para la salud mental, según informa el sitio elmundo.es.

De aquí se pueden derivar muchos trastornos modernos como la anorexia, la bulimia, la vigorexia, la tanorexia, o la afición a operarse constantemente diferentes partes del cuerpo. Este trastorno fue antiguamente denominado como “Síndrome de Tersites” pero ahora el concepto ha cambiado a “dismorfofobia” que es la preocupación excesiva, obsesiva e irracional que cause algún defecto imaginado o mínimo del cuerpo o cara, sin embrago esto les ocasiona disgusto o depresión a las personas y perjudica las relaciones personales y llega a tener graves consecuencias.

Aunque estos casos son poco frecuentes, muchas personas mantienen un conflicto en su interior con el espejo, en realidad se aspecto físico no es malo , pero se sienten más feas que los demás… y ahí es donde se deriva el problema, que en la sociedad la fealdad es una enfermedad comparativa.

Un ejemplo claro son las páginas web en las que las personas, en su mayoría son jóvenes, suben su foto y los demás pueden calificar su físico según su gusto, lo que a veces genera depresión, ansiedad, y trastornos alimenticios, pero la cosa no queda ahí, hay estudios que aseguran que los hombres más altos ganan más y tienen mejores puestos de trabajo, que las mujeres obesas ganan hasta 5% menos que las delgadas. Todo esto puede perjudicar la salud mental y física de las personas, e incluso su situación económica.

Bueno y yo que creí que era normal verse al espejo y encontrarse defectos, creo que algunos lo hacemos menos que otros, lo cierto es que muestra lo grave que estamos como sociedad, ya no sólo es luchar contra los estereotipos, sino que es hacerlo contra nosotros mismos, contra lo que somos. Digo si hay chance de darse una ayudadita pues porqué no, pero sino pues ni hay que deprimirse, total, al final todos quedamos igual.

Desde épocas antiguas, los hombres son vistos como los proveedores, los activos, los que cuidan y, en el aspecto sexual, los que dan placer; esto se ha ido arrastrando, por lo que las mujeres son vistas como las sumisas y pasivas. Por lo tanto, en el terreno sexual, el hombre da, la mujer recibe; si hay satisfacción de las dos partes, a pocos les importa, pero si es el hombre el que no queda satisfecho y es causado por sí mismo, entonces las cosas cambian.

Muchos son los problemas sexuales que pueden presentar tanto hombres como mujeres, la mayoría de ellos con solución. Una de las claves para poder atender un problema es precisamente la conciencia de que se padece y la confianza para poder contarlo y tratarlo.

¿Disfunción o impotencia?

La disfunción eréctil, a la que también se le conoce como impotencia, es un problema que afecta a los hombres; se refiere a la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual.

Josefina Flores, sexóloga nos comenta: “La disfunción eréctil (DE), como su nombre lo indica, es el no poder tener una erección, pero cabe aclarar que no se refiere a casos aislados u ocasionales, sino a algo continuo; no me gusta llamarla disfunción, pues eso significa que todo se centra en ese hecho y los hombres pueden hacer más cosas.”

Causas

Principalmente, las hay de tres tipos y pueden estar combinadas o separadas. La primera es de tipo fisiológico u orgánico, su origen puede ser a su vez anatómico, genitourinario, endocrino, infeccioso, neurológico, vascular, por el consumo de sustancias adictivas y “causada por enfermedades como la diabetes, sobre todo avanzada, porque los vasos sanguíneos no se dilatan y no reciben suficiente flujo de sangre, por lo tanto no puede haber una erección.”

La segunda es de tipo traumático y tiene que ver directamente con fracturas. La tercera, que es la causante de la mayoría de los casos, es la psicológica; surge por diversos casos como la infidelidad, la eyaculación precoz, los miedos, entre otros; también el cansancio y estrés repercuten en una disfunción.

El problema de la disfunción tiene repercusiones psicológicas porque los hombres no aceptan que no “sirvan”, la mayoría están educados sexualmente para dar, satisfacer, y no lograrlo, repercute directamente en su ánimo.

¿Se cura?

La disfunción eréctil puede desaparecer con tratamiento y es diferente en cada caso. Lo primero es aceptar e identificar el problema, así como ir al médico para exponerle el problema y detectar si se tiene una causa física, traumática o emocional.

“Existe medicamento, pero el problema es que los hombres quieren una solución inmediata, llegan y quieren una pastilla y ya. Muchas veces no están bien diagnosticados y las dosis deberían ser distintas para cada paciente.

“Otras ocasiones, el hombre no necesita el producto y sin embargo lo toma; siente que no sirven y entonces toma la pastilla, esto le da la fortaleza y confianza, pero a lo mejor no la necesitaba: otros se la toman y esperan que la pastilla haga las cosas solitas”.

Es importante saber que un tratamiento con medicamento debe seguirse al pie de la letra y no olvidar que en una relación sexual interfieren dos personas y, sobre todo, no dejar de lado lo afectivo.

¿Y los jóvenes?

Hasta hace poco, la disfunción eréctil era considerada por muchos como un problema de “gente grande”, sin embargo, en los últimos años los casos en jóvenes son más comunes y recurrentes. En estos casos, las causas son psicológicas, más que orgánicas, pues en los adultos la edad influye, cosa que no pasa en los jóvenes.

“Puede estar causado, entre muchas otras cosas, por la visión que se tiene de sí mismo como hombre; ahora los hombres se fijan más en tener un buen físico, verse bien, por lo que toda esta necesidad de gustarle a alguien, crea presión y repercute en las relaciones.”

La sociedad nos marca la tendencia, la masculinidad cobra un sentido distinto, “si eres hombre, debes ser buen amante, y si eres buen amante, entonces eres hombre, en ti recae la responsabilidad, si eres aprehensivo y te lo crees, seguro te va a pasar.”

Si pasa una o dos veces, no es necesario alarmarse; sólo cuando sea algo recurrente y que pase de día de noche, con una y con otra persona, puede considerarse disfunción. A veces, ese problema nos revela otros, como que una relación va mal y simplemente ya no se es bienvenido.

No hay que confundir entre una disfunción eréctil y el no tener una erección de vez en cuando, siempre se hace la valoración tanto psicológica como fisiológica. Es importante decir que en una relación convergen muchas cosas y estar pendiente de si hay o no erección, perjudica más de lo que beneficia.

Si crees que tienes ese problema, no dudes en ir al médico, hablarlo con tu pareja (si tienes) y buscar ayuda para que esto no afecte en tu vida.

La eyaculación precoz es una alteración que la mayoría de los hombres ha sufrido al menos una vez. Aceptarlo y, sobre todo, tratarlo es complicado, pero que debe hacerse en beneficio de una vida sexual plena

Muchos son los problemas sexuales que se pueden presentar a lo largo de nuestra vida, unos sencillos y otros más graves. La eyaculación precoz es uno de los que afecta principalmente a hombres, aunque repercute necesariamente en la pareja.

El sexólogo y terapeuta César Pérez del IMESEX (Instituto Mexicano de Sexología) nos explica:

La eyaculación precoz es “una de las alteraciones de la fases de la respuesta sexual humana, se eyacula antes de tiempo, sin embargo, es conveniente aclarar ¿qué es poco tiempo? Pues para unos, 20 minutos refleja este estado”.

Para “llevar la cuenta”, se debe considerar desde que se inicia el juego sexual, pues si en el tiempo previo a la penetración hay demasiada excitación, esto sin duda repercutirá en la eyaculación, lo que no necesariamente significa ser precoz, y hasta un roce, una palabra puede hacerte eyacular sin más.

Sin embargo, la eyaculación precoz es la que sucede previa a la penetración (en los casos graves) o a los pocos minutos de iniciado el coito, lo que sin duda repercutirá en la pareja, pues las mujeres en su mayoría tienen un primer orgasmo a los diez minutos de iniciada la penetración.

La mayoría de los hombres han experimentado por lo menos una vez en su vida una eyaculación precoz. Es el problema sexual más frecuente en hombres, afecta a entre 25 y 40% de ellos.

Causas y tratamiento

Algunas de las causas son por infecciones urogenitales o alteraciones de tipo neurológico, trastornos degenerativos o desequilibrios hormonales. Aquí es importante que se acuda a un especialista.

Otra es la que se relaciona con la masturbación, que aunque no es mala, sí puede repercutir en la eyaculación precoz, “viene a ser más una causa social y de prejuicios, ya que muchos adolescentes cuando se masturban, al relacionarlo con algo malo lo hacen de una manera rápida, por lo que se condiciona al cuerpo a esa respuesta igualmente rápida.”

Una de las más comunes, y a la que poco caso se le hace, es la ansiedad o el estrés ocasionado principalmente por problemas personales, laborales, económicos, familiares. La relajación es poca y la disposición para una relación sexual es escasa.

“La sensibilidad es una más, hay hombres hipersensibles, sobre todo del glande, que con sólo escuchar u observar algo se excitan demasiado. En la respuesta sexual influyen los cinco sentidos y muchos responden de una manera rápida a una palabra, un beso o a una determinada prenda. Si se detecta que alguno de esos factores afecta, es necesario omitirlos porque aceleran el proceso y entonces hay que descubrir nuevos estímulos.”

Rara vez es por causas fisiológicas, incluso muchos que van al sexólogo ya acudieron previamente con urólogos o a realizarse estudios de salud para ver si su organismo está bien.

El tratamiento consiste principalmente en ejercicios que a la vista pueden parecer locos, raros o incómodos. Unos muy conocidos son los de Kegel que ayudan a estimular el músculo pubocoxígeo. Siempre debe haber una relación estrecha con el terapeuta para llevar un control y registro de los avances y ejercicios correspondientes.

Es complicado aceptar que se tiene un problema de esta índole, pero no se pude esconder, así que lo primero es saber que se tiene y aceptarlo, identificar cuándo sucede, cuántas veces, pues en ocasiones la eyaculación precoz se presenta sólo en la noche o en el día, con una persona y no con otra.

Después, acudir con un sexólogo que podrá identificar el problema y buscar la mejor solución, hacer a un lado los prejuicios, aceptar que es una alteración tratable y que se puede quitar.

Si se tiene pareja es importante que ésta apoye, pues la baja autoestima se presenta en los casos de eyaculación precoz; el hecho de que las relaciones sexuales tengan mucho peso en una relación, ocasionan incluso rupturas por insatisfacción sexual. Hay ejercicios que son para las parejas, con juegos sin penetración, lo que a los hombres les baja el estrés. Si no hay pareja se trata con masturbaciones, con lo que se comprueba una vez más que no es una práctica mala y que también ayuda en este tipo de problemas. Un tratamiento puede arrojar resultados entre tres y seis meses.

Es importante que se trate a tiempo, pues el tener este tipo de alteraciones puede incluso causar problemas psicológicos serios.

La edad no influye en la eyaculación precoz, “pero sí en la respuesta sexual humana, ya que no es igual en uno de 50 años que en uno de 15, y debo decir que últimamente se presentan casos de chicos de 20 años, por lo que la edad no es un factor.”

Eyaculación retrógrada

En este tipo de eyaculación, el semen se regresa por la uretra a la vejiga, no es dañina, de hecho los que la tienen o la experimentan aseguran que es placentera. Sin embargo, el hecho de no poder expulsar el semen puede afectar a la fertilidad, pues el esperma no va hacia la vagina y no hay fecundación.

Para ser diagnosticada se estudia una muestra de orina posterior a una eyaculación y se estudia la cantidad de esperma dentro de ella. “Puede ser ocasionada por golpes en testículos o pene, por tomar medicamentos como tranquilizantes o antihipertensivos u operaciones prostáticas”.

Lo importante es que, sea cual sea el tipo de eyaculación y el grado, se reconozca, se acepte y se acuda a un especialista, sin olvidar el hablarlo con la pareja y así juntos solucionar el problema.

Para más información, hay un post de Dra Penélope Brito Lee, sobre eyaculación precoz.

En una relación sexual se conjugan muchas cosas, amor, placer, gusto, besos, caricias… A veces, se vuelve una carrera donde sólo habrá un ganador y el premio será el orgasmo, pero ¿qué tan importante es conseguirlo?

El orgasmo ha sido catalogado como la meta de una relación sexual y, a veces, si no se logra, puede ocasionar problemas; lo cierto es que hay que aterrizar y aprender muchas cosas acerca de él.

Josefina Flores, sexóloga y psicoterapeuta nos explica:

“El orgasmo es una sensación subjetiva; físicamente, durante la respuesta sexual, que tiene diversas fases, se tensan los vasos sanguíneos que se encuentran en la zona de la pelvis y el orgasmo tiene que ver con esa liberación que se crea por la acumulación de sangre. En la parte emocional hay quien tiene esa liberación y no un orgasmo.”

Para muchos, el orgasmo es visto como un trofeo, una meta, una obsesión y se pierde el componente primordial que es la relación misma: “Lo importante no es llegar, sino el camino, la gente pone la mira en eso y lo demás pierde importancia, es como si fuera un platillo, es rico saborearlo, desde la mesa, el olor de ese platillo y sentirse satisfechos.”

¿Por qué él sí y yo no?

El orgasmo es distinto en el hombre y en la mujer; en los dos hay fases, pero en los dos se vive distinto. El hombre tiene la respuesta sexual y hay un momento en que es inminente que el orgasmo viene en camino, donde ya no necesita mucha estimulación, pero en la mujer si se pierde esa estimulación, se va todo: “Esto causa problemas, pues si el hombre termina ya no necesita estimulación y pues ahí se queda, y la mujer entonces pierde todo, se debe seguir aún si ya se tuvo un orgasmo.”

Existe la creencia de que los dos deben y pueden llegar al orgasmo al mismo tiempo, con lo que se creará una conexión; sin embargo, esto no siempre sucede, pues cada cuerpo es distinto y responde diferente. Cabe destacar que es mejor conocerse y comunicarse para saber y descubrir la mejor manera de llegar sin que se pierda la magia en una relación sexual.

Sí puede tenerse un orgasmo al mismo tiempo, no es imposible, pero tampoco sencillo. Puede ser causa de problemas en una relación si se obsesionan en ello.

Multiorgasmos, ¿se puede?

Últimamente se ha creado toda una “parafernalia” alrededor de los multiorgasmos, incluso existen productos que los garantizan. Lo cierto es que se pueden conseguir sin necesidad de ellos, y sólo las mujeres, también los hombres pueden experimentarlos.

“Existen, pero la gente los busca como trofeos, y así no funciona la sexualidad; si no los experimentas tampoco significa que no seas capaz de disfrutar. En el proceso hacia el orgasmo hay una fase llamada meseta, donde está la mayor excitación; en los hombres la erección es más fuerte, es ahí donde se pueden tener multiorgasmos, ya que los orgasmos son pequeñas contracciones, lo mismo en las mujeres”.

En una relación sexual hay que entenderse para que el goce sea mutuo, sin que se tenga que dejar de lado el de la pareja o el propio. El que busca encuentra, pero como dicen por ahí, lo bailado nadie nos lo quita y ¿por qué disfrutar sólo la meta si en el camino se pueden hacer tantas cosas?

¿Ese orgasmo es tuyo?


ÉSTE ES HÉCTOR LEDEZMA…CONÓCEME

Twitter: @natheleo

Photobucket

Periodista y comunicólogo, editor, amante del tenis, de la vida, de la sexualidad como parte inherente al ser humano.

Comencé mi carrera en El Universal, en el sitio para jóvenes tva.com.mx, posteriormente llamado De10.mx donde fui redactor de sexualidad, además de reportero.

Coeditor en el sitio hiperlocal El Universal Del Valle, y en El Universal Estado de México.

Actualmente columnista de sexualidad y editor en el Semanario Hoy Valle de México del Estado de México.

Me gusta el teatro, el cine, la televisión, los espectáculos en general, por ello soy bloguero en Del Cielo a la Tierra

¿Qué hago en Twitter?

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

RSS No Walls, No Limits by Héctor

  • Novak Djokovic gana US Open a Nadal 13 septiembre 2011
    Por Héctor Ledezma Twitter: @natheleo Novak Djokovic confirmó que es el mejor tenista del 2011, porque ganó su tercer Grand Slam en la temporada, porque ganó a Nadal, rey del año pasado y porque no sólo eso, lo hizo seis veces en el año, lo que representó un batucazo al de Manacor. El partido de […]
    Hector Ledezma
  • Samantha Stosur nueva reina del US Open ante Serena Williams 12 septiembre 2011
    Por Héctor Ledezma Twitter: @natheleo Una final rápida, no era lo que se esperaba, el resultado no era el que decían los números, aunque por un lado tiene algo de lógica, Stosur era la preclasificada 9, y Williams la 28, no debía sorprender que le ganara, pero sí lo hizo. Serena Williams, quien estuvo casi […]
    Hector Ledezma

Top Clicks

  • Ninguna
Anuncios