No Walls, No Limits by Héctor

Posts Tagged ‘relaciones

romanofic350

Héctor Ledezma

Los romances entre papeles, salas de juntas, escritorios, computadoras, por un lado pueden ser una fantasía; por otro, hay situaciones que logran aterrizarse y vivirse sin importar estado civil, relación laboral y menos si es real o un simple “amor de oficina”.

El psicólogo y sexólogo, Miguel Ángel Espinosa Díaz comenta:

“El romance, la excitación y/o el amor, pueden llegar de manera inesperada en cualquier momento, sencillamente aparece. Una de las formas en que podemos dar rienda suelta a las sensaciones que nos brindan son las fantasías, en ellas no hay reglas más que las que el autor creativo desea, es ahí el lugar perfecto para ´hacer´ lo que mis deseos me pidan, incluso aquellas cosas que socialmente no están permitidas, que suelen ser las que más llaman la atención a muchas personas debido a la curiosidad que se genera y las altas expectativas que se pueden crear basadas en lo que “yo imagino que ocurriría si”…

Debido a este deseo y a que algunos pasan más tiempo en su lugar de trabajo, se convive con las mismas personas, y esto se conjuga para que las relaciones en la oficina se den, “algunas partiendo de este gusto por lo “prohibido”, otras por conveniencia, cercanía, afinidad, y algunas más por el grato momento que se puede disfrutar entre dos personas (o más) que de pronto hacen “click” sin mayor explicación” dice Espinosa Díaz.

Una relación extra pareja, siempre es complicada si se tiene una persona estable, ya sea matrimonio o noviazgo, además se corre el riesgo de ser “cachado” o de sentirse mal consigo mismos. “Habría que preguntarse qué tanto se está dispuesto a asumir el riesgo. Por otro lado hay quienes establecen relaciones abiertas donde se permite salir con alguien más” afirma el psicólogo.

La decisión es meramente personal, donde la sinceridad y el respeto inician por uno mismo, aunque si se accede se deben tener muy en cuenta los límites, y sobre todo saber hacia dónde se va o dónde se quiere llegar, sino se enredarán en una confusión, de la cual será difícil salir.

En casos más leves y también comunes, las personas solteras, tienen menos problemas a la hora de entablar algún tipo de relación dentro del trabajo. “Muchos empleos suelen tener un reglamento respecto a las relaciones amorosas dentro de un centro laboral, independientemente de eso, se dan, y la pareja decide qué dinámica seguirá, a modo que no afecte a ninguno de los dos” comenta Miguel Espinosa.

Otro de los casos es cuando los dos son casados y uno de los dos se empieza a involucrar sentimientos, ya que “la posibilidad de que esa relación de oficina termine está latente, aunque la regla aplica a todo tipo de relación; la persona que se encuentre en ese dilema, de cambiar a una persona por otra, debe valorarlo muy bien” de lo contrario, será una de las parejas la que decida, y puede ser la “oficial” o la de “oficina”.

En el mejor de los casos los romances de oficina son meramente encuentros sexuales, “porque es muy motivante hacer el amor en un lugar prohibido, la adrenalina es mucha; a algunos les gusta tomar riesgos y vivir experiencias sexuales en lugares no muy comunes o donde se es difícil y poco frecuente” continúa el sexólogo.

La mejor cara

Dentro de lo positivo casi se excluye a las personas comprometidas, pues para los solteros, los romances de oficina pueden ser definitivos para el futuro. El sitio hoymujer.com menciona:

1.- La llegada de “el nuevo” (o la nueva) ha hecho que en los últimos días el lugar donde antes pasabas más tiempo del deseado se convierta en un espacio agradable ¡y mucho más emocionante! ¿Qué me pongo para ir a trabajar? ¿Se fijará hoy en mí? ¿Cómo me las arreglo para sentarme a su lado cuando vayamos a tomar algo después del trabajo?

2.- Lo que antes era una pesadez de día, de repente nos ofrece mil nuevas oportunidades para flirtear. Pero, aquí no se admite el “todo se vale”. Ya que sondeos realizados por CareerBuilder.com, afirman que dos tercios de los romances de oficina se acaban convirtiendo en relaciones estables.

3.- La idea es que llegues a conocer un poco mejor a la persona con la que estás a punto de empezar una relación durante un período de tiempo más largo. Puede que esa persona tenga un sentido de estilo “único”, pero que a la vez sea considerada, graciosa y amable. O puede que ofrezcan siempre un aspecto inmaculado pero que tengan muy mal carácter.

la otra cara de la moneda

1.- Evita salir con tu jefe, ya que estas relaciones no son del todo buenas, en el peor de los casos perderías el trabajo si no accedes a insinuaciones, por el otro, tu imagen estaría en jaque si accedes, pues por tus actividades extracurriculares seguro conseguiste lo que tienes.

“Una relación amorosa Jefe-Empleado, tiene ingredientes muy especiales a tomar en cuenta, ya que existe una doble relación, la de amor y la de trabajo; diferenciar entre ellas y no mezclarlas es sano, una persona que empieza a mezclar estos ámbitos seguro empezará a tener una problemática tanto en el trabajo como en su relación de pareja”, dice el sexólogo.

2.- Ten cuidado de no convertirte en la comidilla de la oficina. Asegúrate de ser profesional y de actuar con discreción en todo momento, hasta que estés convencido de que la relación es lo suficientemente sólida como para hacerla pública.

3.- Mientras que un 67% aprueba los romances en la oficina, un 81% de los profesionales de recursos humanos consideran que son peligrosos, ya que pueden ocasionar conflictos en el lugar de trabajo, según la información extraída de un sondeo realizado por la American Management Association.

El trabajo, cuna de infidelidades

“Si el lugar de trabajo se convierte prioritariamente en “el mundo” de las personas seguro las otras áreas de vida y las demás relaciones interpersonales, tendrán menor atención, por supuesto si la relación de pareja “estable” no está en constante actualización y renovación, entonces no es raro que en el mundo laboral se den relaciones amorosas que lleguen dar un giro a la rutina laboral como de pareja.

“Todo tipo de relación amorosa, aventura erótica, o experiencia romántica es completamente válida y puede ser disfrutada, siempre que se quiera tener esa experiencia, la sinceridad, respeto y amor hacía uno mismo nos ayudarán a tener una mejor comunicación con las personas con las que nos relacionemos y así establecer acuerdos claros y limites para evitar enredos y problemáticas” finaliza Miguel Espinosa.

Tener relaciones en un avión o en un parque mientras los demás observan; tener sexo con Angelina Jolie o Brad Pitt; ser objeto del deseo de tod@s o quedarse atorado en un elevador con la persona de sus sueños, son de las fantasías sexuales más recurrentes.

Las fantasías sexuales “son aquellas ideas, pensamientos, o imágenes sexuales que alteran las sensaciones, emociones y percepciones que conllevan, casi siempre, a la excitación sexual”, comenta el sexólogo César Pérez. “La gran ventaja de la fantasía sexual es que puede ser como tú la desees, pienses y quieras.”

No hay una clasificación de fantasías, pues lo que para alguien puede ser muy exagerado, para otro no. Lo que si hay que decir es que las fantasías de los hombres son distintas a las de las mujeres.

“Según el estudio La fantasía sexual en las mujeres católicas de la sexóloga Ariadna Benavides, los hombres heterosexuales tienden a fantasear con más de una mujer a la vez, hacen más referencia al coito, donde hablan de pene y penetración; hacen énfasis en los besos, incluso al sometimiento de la pareja, a ser observados u observar y a estar en situaciones de peligro.

“Las mujeres heterosexuales tienden a fantasear con caricias, abrazos y besos de su pareja actual o de parejas anteriores, es decir, pocas veces es con un desconocido o con quien no se tenga un vínculo afectivo; no hacen tanta referencia a la relación coital, pero sí al amor, la comunicación, la suavidad y la dulzura.”

Lo común para ambos es la desnudez, los besos y las caricias; los escenarios como la playa, el mar o el campo y la presencia del orgasmo.

¿Y si fantaseo?

Se ha dicho que algunas personas se reprimen a la hora de hablar de sexo, no se dejan tocar, se angustian; en el caso de las fantasías hay que dejar claro que en la mente todo se vale, ahí sí se puede todo.

El objetivo de las fantasías “no es necesariamente la excitación, lo común es que pase, pero también puede ser por mero gusto de imaginar”; hay quienes lo usan como parte de la masturbación o mientras están en la relación sexual como parte de la estimulación.

En las fantasías, las situaciones normalmente son irreales, tal vez con un toque de realidad; sin embargo, la persona debe estar consciente de que eso no pasa, de que aventarse a hacerlas puede no ser tan placentero. “Si se quiere realizar, la fantasía pierde el toque mágico, además de que les puede ir mal, pues puede no ajustarse a lo que imaginaron, aunque no deja de ser excitante, novedosa, placentera.”

Por ejemplo, si alguien fantasea con hacerlo en un avión, por lo que implica la altura, lo excitante de que haya gente afuera y demás, puede verse “amargado” porque a la hora de la hora, seguro el baño es pequeño o mientras estás en lo tuyo alguien más quiere entrar. En fin, cosas que siempre pasan en la realidad, pero no en la fantasía.

Las fantasías son individuales, pero hay quien por comunicación o por darle un plus a la relación de pareja, las platica para salir un poco de la monotonía.

Uno de los mayores temores de algunos “fantaseadores” es que por hacerlo están siendo infieles: “Algunas veces, las parejas o personas creen que fantasear es síntoma de infidelidad, al saber que su pareja piensa y fantasea durante la relación sexual con otra persona; incluso hay quien cree que es una enfermedad o un tipo de perversión, esto es rotundamente falso, pues la fantasía sexual es un ingrediente más para la vida sexual”.

Se recomienda darle vuelo a la imaginación, darse el gusto de pensar, de poder estar en otro lugar, hacer cosas que no se harían tan fácil; eso sí, sin clavarse u obsesionarse, pues hay cosas que seguro jamás se podrán hacer, total, fantasear no cuesta nada.

¿Cuál es tu fantasía?, ¿la has hecho realidad?


ÉSTE ES HÉCTOR LEDEZMA…CONÓCEME

Twitter: @natheleo

Photobucket

Periodista y comunicólogo, editor, amante del tenis, de la vida, de la sexualidad como parte inherente al ser humano.

Comencé mi carrera en El Universal, en el sitio para jóvenes tva.com.mx, posteriormente llamado De10.mx donde fui redactor de sexualidad, además de reportero.

Coeditor en el sitio hiperlocal El Universal Del Valle, y en El Universal Estado de México.

Actualmente columnista de sexualidad y editor en el Semanario Hoy Valle de México del Estado de México.

Me gusta el teatro, el cine, la televisión, los espectáculos en general, por ello soy bloguero en Del Cielo a la Tierra

¿Qué hago en Twitter?

Error: Por favor, asegúrate de que la cuenta de Twitter es pública.

RSS No Walls, No Limits by Héctor

  • Novak Djokovic gana US Open a Nadal 13 septiembre 2011
    Por Héctor Ledezma Twitter: @natheleo Novak Djokovic confirmó que es el mejor tenista del 2011, porque ganó su tercer Grand Slam en la temporada, porque ganó a Nadal, rey del año pasado y porque no sólo eso, lo hizo seis veces en el año, lo que representó un batucazo al de Manacor. El partido de […]
    Hector Ledezma
  • Samantha Stosur nueva reina del US Open ante Serena Williams 12 septiembre 2011
    Por Héctor Ledezma Twitter: @natheleo Una final rápida, no era lo que se esperaba, el resultado no era el que decían los números, aunque por un lado tiene algo de lógica, Stosur era la preclasificada 9, y Williams la 28, no debía sorprender que le ganara, pero sí lo hizo. Serena Williams, quien estuvo casi […]
    Hector Ledezma

Top Clicks

  • Ninguna