No Walls, No Limits by Héctor

Archive for abril 2009

350x300_mentira-candentes

Por Héctor Ledezma

Hombres y mujeres recurren a las mentiras piadosas cuando quieren salir del paso, o para evitar lo que puede ser una intensa discusión. Puede ser por no querer tener relaciones, por el contrario, tenerlas; para evitar que se den cuenta de una infidelidad, o simplemente para salir de una situación incómoda.

La lista de mentiras podría ser interminable, pero te presentamos algunas:

1.- ¡Claro que terminé!: Es una de las más dichas por las mujeres, sobre todo cuando no se sienten satisfechas y temen que su pareja se sienta mal, porque ellas no tuvieron un orgasmo. La sexualidad femenina en lo que respecta a llegar al clímax es muy complicada, por lo que afirmar que se “terminó” aminora la situación.

2.- ¡Eres el mejor que he tenido!: La mayoría de los hombres se sienten muy seguros de sí a la hora del sexo, pero que se los digan les sube el ego en demasía. Por tal motivo, muchas chicas ayudan en ello y afirman que su actual pareja es el mejor, pero si esto está demasiado lejos de la realidad, son ellas las que más lo sufren. Los hombres son vistos como responsables del orgasmo femenino, por ello si no los adulas se frustran.

3.- Yo no finjo orgasmos: El ego de los hombres se liga a lo que se hace en la cama, y al ser vistos como seres netamente sexuales, si ellos alcanzan el orgasmo y la mujer no, causa un conflicto, sobre todo porque recae en ellos la culpa. Por lo que fingir un orgasmo es una salida fácil para no herirlos.

4.- Me duele la cabeza: Cuando las mujeres no están dispuestas, o simplemente no quieren tener relaciones sexuales, la mentira más sencilla es decir que les duele la cabeza, aunque puede no tener ya un buen efecto, el que sea algo doloroso frena las ganas de los hombres, pues aseguran la no satisfacción.

5.- El tamaño no importa: No es general, pero entre mujeres saben que el tamaño importa, pues aunque no quieren un pene grande, si prefieren uno no pequeño. Por lo que este sigue siendo un mito y se queda en la percepción y gusto personal. Pero muchas chicas para no herir a su pareja, suelen decirle que eso no les interesa.

6.- Sí me gusta conocer: La renuencia a peticiones de algún miembro de la pareja es sin duda una causa de discusión, por lo que quien se muestra poco participativo, tiene que decir que sí, aunque no quiera o no esté seguro. Esto incluye desde juegos eróticos, hasta cosas más fuertes como un intercambio de parejas.

Mentir es una cuestión de decisión y muchas veces de evasión; a largo plazo puede pasar de chistoso o piadoso, a trascendental, ya que una mentira lleva a otra y dependiendo del nivel de ésta, será la consecuencia.

El sábado fui a XOchimilco, fue una extenuante excursión, pero muy divertida, sobre todo porque salir del ruido del centro de la ciudad de México e ir a un extremo es una buena actividad para conocer, divertirse y aprender.

En la feria de las nieves la verdad es que al ser un ambiente pueblerino se disfruta mucho, la feria de esos juegos mecánicos donde te da miedo sólo de verlos, pero que cuando bajas deseas volver a subirte.

Pero volvamos a las nieves, hay nuevos sabores, que jamás había probado, ya que al ser un pueblo, pues debe tener lo mas “in”, y por eso hay nieve de “Star borcks” y de “Ferreo Rochert”, que son adaptaciones de “Starbucks” y los chocolates que anunciaba Luismi.

Aquí la prueba de las nieves originales que venden en Xochimilco:

Las nieves de "Star Borcks" Nieve de "Ferrero Rochert"

La pasé muy bien en las nieves, y la verdad es que es una buena recomendación para cuando uno quiera hacer algo diferente y no ir a los mismos lugares, vale la pena salir un poco de la ciudad, del ruido y el smog e irse no muy lejos, a divertirse y probar algo nuevo.

350x300_celospareja

Por Héctor Ledezma

Los celos son parte de una relación, pero como todo, tiene sus límites; pese a que muchas veces se cree que son inseguridades de una persona, la realidad es que son normales.

La normalidad en los celos implica un malestar por la idea de que la pareja muestre interés en una tercera persona, y existe entonces, el temor de perderla.

Por el contrario, cuando el tercero en discordia no existe y sólo es parte de la imaginación de una persona, los celos se vuelven patológicos, lo que ocasiona furia, dolor, exaltación, discusiones que pueden terminar la relación. La persona celosa se siente dueña de la otra, lo que crea ya un sentido de posesión.

Esta posesión puede desencadenar un sinfín de casos y situaciones, donde la más leve puede ser el término de la relación, ya que los celosos enfermizos son personas que hostigan a tal grado que pueden llegar a la violencia física y psicológica; en un alto grado, se llega al homicidio, donde los celos son la causa del 20% de los casos.

Por otro lado, un estudio indicó que hay diferencias entre hombres y mujeres: los primeros tienden a reaccionar con ira y agresividad, además de que les preocupa que su mujer les sea infiel sexualmente.

En el caso de las mujeres, reaccionan más con pasividad, depresión e impotencia; y les preocupa más que su pareja les sea infiel de forma afectiva.

Los tres elementos esenciales de los celos son: el sentido de posesión; el temor a la pérdida o el miedo desmesurado a la infidelidad (sexual o afectiva); la sospecha o certeza de que hay un rival. Los celos patológicos (celotipia) requieren ayuda profesional.

Una de las posibles causas de los celos, es que las personas celosas, se sienten inferiores a los demás, incluso un estudio explica que padecen menos de ese problema las personas altas y bien físicamente; ya que se valoran más que los que no lo son.

350x300pareja2

Por Héctor Ledezma

Hemos hablado del amor y el sexo, de lo difícil que es unirlos, de cómo uno de los dos puede ser crucial de alguna forma en el otro. En el caso del amor, han existido muchos estudios para explicarlo, ya que al ser algo tan anhelado, pero no palpable, se vuelve un ideal.

“El amor es un sentimiento que perdura en transcurso de la vida, es un sentimiento porque registra emociones, las cuales en un determinado tiempo, permiten descubrir que amas a alguien”, así lo explica la psicóloga Tere Álvarez.

Por el contrario, los científicos explican que es una reacción del cerebro ante estímulos químicos, que después de un tiempo, hacen que todo vuelva a la normalidad.

Los expertos explican que el deseo está regulado por una sustancia del cerebro, llamada feniletinalamina, de la cual necesitamos dosis cada vez mayores para que salte el umbral diferencial y se produzcan nuevas sensaciones que nos satisfagan.

Según algunos científicos, el enamoramiento dura aproximadamente de seis meses a dos años. No es que la pareja se vuelva menos interesante, según los investigadores, lo que sucede es que ya no fluye feniletinalamina al cerebro.

Todos estos estudios quitan el mito del amor y el enamoramiento, de las ilusiones y las mariposas en el estómago. El Dr. Enrique Rojas, especialista en terapia de pareja, afirma para esmas.com que “existe el amor construido y trabajado día a día, sostenido en cosas pequeñas, en apariencia imperceptibles, pero que constituyen la base del amor. Es una verdadera labor en la que uno corrige las pequeñas o grandes deficiencias de su conducta y crea un espíritu fortalecido”.

350x300_pareja_2

Por Héctor Ledezma

Existen mitos y tabúes respecto al sexo antes del matrimonio y la virginidad, por ello muchas parejas se esperan hasta ese momento para tener su primera vez. Otras lo esperan porque es la oportunidad para tener relaciones de forma continua. Sin embargo, existen las parejas que hayan tenido sexo o no antes del matrimonio, no lo realizan durante mucho tiempo.

El caso es curioso, ya que lo común es que después de un tiempo la actividad sexual se vuelva mínima, por lo que no consumar el matrimonio, y aún así mantener una relación sentimental, es algo extremo.

“El no tener relaciones en un noviazgo es normal, puede ser por los valores, educación, también aspectos sociales y religiosos. En los matrimonios se da muchas veces por apatía sexual, es decir, a una persona o a la pareja no le apetece, no es algo que les sea novedoso”, comenta para tva.com.mx el sexólogo César Pérez, del Imesex.

Las causas principales son las relacionadas a problemas sexuales, como el vaginismo en las mujeres, que es la contracción involuntaria de los músculos perivaginales; y en los hombres la disfunción eréctil y eyaculación precoz.

El sexólogo explica que en el caso del vaginismo se puede presentar antes, durante o después de una relación, y aunque es considerada por los médicos como una disfunción, para la sexología no se considera así.

Los llamados “matrimonios sin sexo” no respetan edad, simplemente uno o ambos miembros no disfrutan plena y adecuadamente de la intimidad. La interacción sexual cuando es menor a una relación sexual cada 10 días se llama hipoactiva.

Cuando se tienen indicios de este problema, se crea una cadena que al final es difícil de romper, ya que al no disfrutar del sexo, éste se evita, y cuando es irremediable un encuentro, se llega al problema de disfunción eréctil u otros que siguen generando más. Por tal motivo se evita todo contacto sexual, para no tener más frustraciones.

Esto lleva al problema de la falta de hijos, ya que al no haber ganas de una relación sexual, no hay forma de que se piense en ello. El sexo no es lo más importante en una pareja, pero mantiene la relación a través del erotismo en la expresión sexual. Es un regulador natural de la ansiedad, por lo que incrementa cambios de peso, ánimo y aumenta el mal humor.

350x300_amor-y-sexo-de-la-m

Héctor Ledezma

Cada persona tiene sus propios deseos, uno en particular es el amor. Sin embargo, llega el sexo, que parece no llevarse con él, por lo menos no de una forma estrecha, y viene la disyuntiva de si te quedas con uno o consigues a los dos.

En una relación el amor es lo primero, pues incluye muchas más cosas, y el sexo siempre es parte, pero cuando uno de los dos falla, el otro se queda, aunque no siempre de la mejor manera.

Las mujeres son menos propensas a decir sí al sexo, pero sí a buscar el amor. Los hombres muchas veces prefieren el primero y de ahí pasan al segundo, es decir, el amor y el sexo no significan lo mismo para los dos sexos.

El sexólogo César Pérez del Imesex comenta:

“El amor es algo subjetivo, aprendido de forma fantasiosa e idealizada; el sexo, entendido como relaciones sexuales, es algo anatómico, físico, hormonal e inherente al ser humano, es una necesidad, haya o no deseo.”

La disyuntiva viene cuando contrapones algo físico (sexo) y algo que no lo es, no es palpable (amor). “Las personas quieren ambas cosas, pero el amor es más difícil de encontrar, por todo lo que queremos en ello: persona guapa, atractiva, fiel, y un sin fin de atributos que le pone cada quien”. El sexo también requiere ciertos aspectos que cada persona disfruta; van desde lo físico, hasta si es alguien delicado, romántico o rudo.

Una de las cosas que no ayudan a separar o en su defecto a unir al amor y al sexo, son los mismos términos; “cuántas veces no decimos ´hacer el amor´, sólo porque no suene feo o sucio, ahí la gente lo confunde y relaciona, cuando por sí solos cada uno tiene sus características; se practica la sexualidad bajo el nombre de amor, lo que no es del todo correcto.”

Por otro lado, el “sexo por amor” sí ayuda, sobre todo a las mujeres, ya que mientras estén o crean estar enamoradas, se sienten más en confianza, lo que incluso ayuda en la relación sexual, pues al tener todos los sentidos abiertos, el sexo se disfruta más y hay una mayor disposición. A los hombres puede o no importarles, ya que les urge obtener experiencia.

El problema es diferenciar el sexo ocasional del sexo relacional, donde el primero es meramente satisfacción y el segundo ya implica un afecto. Además en el sexo puede o no existir una relación interpersonal, de ahí que sea mecánico y apresurado.

El sexólogo recomienda para no confundirse y sobre todo para disfrutar de las dos cosas, que definan lo que se quiere, ya que así no entran en conflictos personales, además de situar su contexto y así saber si pueden tomar lo que quieren, es decir, si una persona quiere sólo sexo, pero se lo impide el no estar enamorada, la puede llevar a no encontrar ni una cosa ni la otra.

Quien pueda contestar sin dudar: ¿amo a quien deseo?, ¿deseo a quien amo?, podrá decidir si el sexo debe o no hacerse con amor, si se crea un prejuicio, o si se siguen los impulsos. Ya que no siempre se ama a quien se desea, ni se desea a la persona que se ama.

300x200_violenciaaaa

Ya sea por locura o venganza, existen casos donde personas han mutilado a su pareja. Desde la lengua, hasta sus órganos sexuales

Héctor Ledezma

Una mujer de Inglaterra, arrancó la lengua de su marido, mientras éste la besaba; en un arranque la mordió hasta desprenderla y la dio a los médicos poco después. Tracy Davis, la agresora, fue condenada a 3 años de prisión por este delito. El agredido, Mark Coghill, no pudo recuperar su lengua.

Este tipo de casos no pasan muy seguido, por tal motivo es causa de asombro el hecho de que se llegue a ese extremo. Existen otros historias, entre los más recordados está el “caso Bobbit”. Lorena Bobbit, después de negarse a tener relaciones sexuales con su entonces marido, le cortó el pene con un cuchillo de cocina; minutos después lo tiró. Lo curioso del caso es que el miembro fue encontrado y puesto de nuevo a su dueño, Jhon Wayne.

Este caso que dio la vuelta al mundo se resolvió declarando inocente a la agresora, ya que actuó por un “impulso irresistible”. El esposo se dedicó a actuar en películas pornográficas donde exhibía la agresión.

En Ecuador, el año pasado, ocurrió una situación similar: una mujer cercenó el pene a su marido mientras este descansaba de una borrachera; el miembro no se le pudo reimplantar. Las causas se dividieron en dos versiones, unas aseguraron que fue por los celos de la agresora y otras porque el marido la golpeaba.

Las historias reales son de agresión de las mujeres hacia los hombres, no se conocen datos de que haya pasado a la inversa. En 2004 en Texas, una mujer salvadoreña de igual manera cercenó el pene a su pareja, arrojándolo a la parte trasera de la casa, donde aseguró que un perro se lo llevó.

El miembro no fue encontrado y la agresora declaró que lo hizo porque estaba cansada de las infidelidades de su pareja, además de los abusos físicos y psicológicos. La mujer, que responde al nombre de Delmy Ruíz, tenía antecedentes por violencia doméstica.

En un caso que fue considerado como el primero conocido de una pareja homosexual, un hombre de 35 años, José Feliciano Valderrama, mutiló en Filipinas el miembro a su pareja de 21 años, lo arrojó al excusado y jaló la palanca. La causa, los rumores de que el joven Marvic Manquera, mantenía relaciones con una mujer.

Sea por celos, locura, o ira, las mutilaciones de la pareja son casos insólitos que se dan en cualquier lugar, sin importar las consecuencias de ese acto.


ÉSTE ES HÉCTOR LEDEZMA…CONÓCEME

Twitter: @natheleo

Photobucket

Periodista y comunicólogo, editor, amante del tenis, de la vida, de la sexualidad como parte inherente al ser humano.

Comencé mi carrera en El Universal, en el sitio para jóvenes tva.com.mx, posteriormente llamado De10.mx donde fui redactor de sexualidad, además de reportero.

Coeditor en el sitio hiperlocal El Universal Del Valle, y en El Universal Estado de México.

Actualmente columnista de sexualidad y editor en el Semanario Hoy Valle de México del Estado de México.

Me gusta el teatro, el cine, la televisión, los espectáculos en general, por ello soy bloguero en Del Cielo a la Tierra

¿Qué hago en Twitter?

Error: Por favor, asegúrate de que la cuenta de Twitter es pública.

RSS No Walls, No Limits by Héctor

  • Novak Djokovic gana US Open a Nadal 13 septiembre 2011
    Por Héctor Ledezma Twitter: @natheleo Novak Djokovic confirmó que es el mejor tenista del 2011, porque ganó su tercer Grand Slam en la temporada, porque ganó a Nadal, rey del año pasado y porque no sólo eso, lo hizo seis veces en el año, lo que representó un batucazo al de Manacor. El partido de […]
    Hector Ledezma
  • Samantha Stosur nueva reina del US Open ante Serena Williams 12 septiembre 2011
    Por Héctor Ledezma Twitter: @natheleo Una final rápida, no era lo que se esperaba, el resultado no era el que decían los números, aunque por un lado tiene algo de lógica, Stosur era la preclasificada 9, y Williams la 28, no debía sorprender que le ganara, pero sí lo hizo. Serena Williams, quien estuvo casi […]
    Hector Ledezma

Top Clicks

  • Ninguna